Pascal asumió como decano de la Facultad de Ingeniería

En una emotiva ceremonia, Oscar Pascal tomó posesión del cargo de decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) para el período 2016-2020. “La estructura de esta Facultad y de la gestión se fue haciendo a partir de las necesidades que la región nos demandaba y seguimos funcionando de la misma manera”, afirmó la máxima autoridad de la unidad académica quien realizó un recorrido por los avances alcanzados en los últimos años, elogió el proyecto de la Universidad y anunció su apoyo a la continuidad de la gestión encabezada por el rector Diego Molea y el vice Horacio Gegunde.

Pascal estuvo acompañado en el estrado por Molea, quien expresó: “Es un orgullo para esta Universidad estar tomando este juramento. Elegimos la Biblioteca Central porque sabíamos de la enorme convocatoria que íbamos a tener y también por una cuestión simbólica que demuestra que estamos cada vez más unidos y comprometidos con un proyecto común”.

El rector destacó la gestión que encabeza Pascal en Ingeniería. “Es un modelo a seguir”, elogió e hizo hincapié en que “tanto la Universidad como la Facultad están en un proceso de intensificar su vínculo con la comunidad”.

Luego, en referencia al proyecto de la institución, sostuvo: “Estamos transitando un camino consensuado entre todos que no tiene marcha atrás”. Y dirigiéndose al decano electo completó: “Así como vos nos has acompañado a lo largo de la gestión, también hemos sentido el apoyo de todas las facultades a este proyecto educativo”.

“Ingeniería es una facultad en la que se ha ido consolidando su cuerpo docente, la formación de posgrado, que logró acreditar el doctorado y hoy nos muestra con orgullo su equipo de investigadores”, enumeró Molea y luego ponderó “el exitoso modelo” de la Escuela Tecnológica Preuniversitaria, que depende de la casa de estudios. “Conozco muy bien el proyecto Indelama que habla de un compromiso con la educación que a todos nos honra”, aseguró.

El acto contó con la presencia del vicerrector Administrativo, Horacio Gegunde; el vicerrector Académico, Horacio Casabé; los decanos de la Facultad de Derecho, María Fernanda Vázquez; de Ciencias Económicas, Gabriel Franchignoni, y los vicedecanos, Javier Vázquez, de Ciencias Agrarias; Rodolfo Quarleri, de Ingeniería; Francisco Lavolpe,  de Ciencias Sociales; Lucas Liendro Kapustik, de Derecho, y Alejandro Kuruc, de Ciencias Económicas. También asistieron autoridades universitarias, funcionarios nacionales, provinciales y municipales, y empresarios de la región.

El acto se inició con las palabras de Héctor Simonazzi, en representación de los trabajadores no docentes de la Facultad, quien definió a Ingeniería “como una gran familia”. Lo sucedieron Darío Elías, por los estudiantes, quien consideró que haber elegido a Oscar Pascal “es elegirnos a nosotros mismos”, y Hugo Rolón, por los docentes, que enfatizó: “Ratificamos el rumbo y asumimos el compromiso para abordar nuevos desafíos”.

Luego del juramento, Pascal indicó: “Nuestros egresados trabajan en la región, modifican la realidad productiva, mejoran los procesos, controlan los efluentes y se preocupan para que haya cada vez más trabajo en las pymes que nos rodean”.

“Todas las carreras que fueron financiadas por nuestra Universidad y por el Estado Nacional tienden a que uno genere conocimiento cada vez más profundo. Por eso respondimos desarrollando especializaciones, maestrías y el doctorado”, subrayó.

Al culminar su discurso, Pascal hizo público su apoyo a la continuidad de la gestión que encabeza Diego Molea junto a Horacio Gegunde. “Me la juego por Molea-Gegunde”, afirmó el decano para confirmar sintéticamente sus convicciones de cara al futuro. Y a su turno el rector le respondió: “Si las cosas se dan como todos anhelamos, quiero comprometerte para que empieces a ayudarnos más y te incorpores a la gestión de la Universidad”.

Antes del final, el decano electo recibió plaquetas en reconocimiento a su tarea de parte de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNLZ (ADIULZA) y de los trabajadores de la sede que la Facultad de Ingeniería tiene en la localidad de Don Bosco. El acto culminó con muestras de afecto y reconocimiento de los presentes hacia Pascal, quien se mostró emocionado durante toda la jornada.