Ingeniería realizó una emotiva colación de grado

En un acto presidido por el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Diego Molea, y el decano Oscar Pascal, se realizó la 53° colación de grado de la Facultad de Ingeniería. Durante la ceremonia, recibieron su diploma 41 nuevos ingenieros y entre ellos se destacó Guadalupe Pascal quien obtuvo el diploma de honor por ser la graduada con mejor promedio de su promoción y de toda la historia de la casa de estudios.

Molea y Pascal estuvieron acompañados en el estrado por el vicedecano de la institución anfitriona, Rodolfo Quarleri, y el secretario académico de la UNLZ, Hugo Galderisi. Además, a la colación asistieron autoridades de la unidad académica y la Universidad, docentes, estudiantes y familiares de los homenajeados.

Tras la toma de juramento, el rector felicitó a los egresados y a sus familias, y expresó: “En este lugar se respira mucho orgullo, mucha alegría y satisfacción por el logro alcanzado”.

“Son ingenieros formados en una de las mejores facultades del país, encabezada por su decano y un gran cuerpo docente”, consideró y aseguró que “sus estudiantes son reconocidos actualmente por consejos profesionales y reciben premios y menciones, y hoy tenemos al mejor promedio de sus 27 años de historia y se trata de una ingeniera, lo que es todo un símbolo”.

Además, Molea afirmó que la carrera de ingeniería es una de las más importantes para el país. “Esta Facultad está comprometida con el crecimiento y el desarrollo productivo. A través de la investigación, la vinculación tecnológica y la extensión, la Facultad busca que cada vez sean más y mejores ingenieros los que salgan al mercado”, sostuvo.

Por su parte Pascal, destacó la tarea que realiza la institución para articular con el nivel medio y para ir a buscar a estudiantes avanzados que habían abandonado la carrera, “absorbidos por las obligaciones laborales”. En ese sentido, calificó de “muy exitosa” la labor de la escuela tecnológica de la casa de estudios porque “nos ayudó a aumentar la matrícula y a tener egresados con 22 años”, y resaltó la importancia del programa a partir del cual la unidad académica consiguió que “estudiantes con 26 o más materias aprobadas, muchos de ellos hoy en cargos gerenciales, retomen sus estudios y hoy también estén recibiendo su diploma”.

Por último, expresó su alegría porque “hoy en nuestras aulas ya están nuestros hijos y ese es un gran valor que tiene nuestra Facultad.”

Con anterioridad a los dos oradores principales, la estudiante Florencia Amer, el profesor Marcelo Pelayo y el graduado Federico Paladea dirigieron unas sentidas palabras a los presentes. Todos ellos coincidieron en destacar los valores de la universidad pública y la responsabilidad que eso genera en los flamantes profesionales.