Realizan la Primera Jornada de Innovación Social

Se llevó a cabo en la Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Se trata de una iniciativa que propicia el debate para fomentar el emprendedorismo y la innovación con fines sociales. Participaron autoridades académicas, municipales y de las cámaras empresariales, y estudiantes.

La Universidad Nacional de Lomas de Zamora fue sede de la primera edición de la Jornada de Innovación Social dirigida a la comunidad académica, autoridades municipales y representantes del sector productivo de la región. La actividad, que comenzó a las 10 de la mañana en la Biblioteca Central de la institución y se extendió hasta pasadas las 16, contó con la participación del secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, Albor Cantard; su par de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer; el rector de la casa de estudios, Diego Molea, y el subsecretario de Emprendedores, Esteban Campero, quienes tuvieron a su cargo la apertura.

El lanzamiento de la iniciativa despertó un gran interés que quedó reflejado en la convocatoria. El auditorio estuvo integrado por más de 300 de personas, entre las que se destacaron las presencias del vicerrector Académico, Alejandro Kuruc; la decana de la Facultad de Derecho, María Fernanda Vazquez, y los decanos de Ciencias Agrarias, Ciencias Económicas e Ingeniería, Carlos Rossi, Gabriel Franchignoni y Oscar Pascal, respectivamente, además de otras autoridades universitarias y de las cámaras de comercio y empresariales de la zona.

Al comenzar con su exposición, Cantard sostuvo que se trató de un encuentro “muy sensible a las necesidades del país”, y en ese contexto destacó “el valor de las universidades para el desarrollo” de la Argentina.

“Aquellos que investigan y emprenden necesitan apoyo y ahí debe estar la Universidad para darles ese respaldo”, señaló al tiempo que llamó a profundizar la interacción entre el ámbito del conocimiento y los espacios de emprendedorismo e innovación para  “trabajar sinérgicamente en el desarrollo del país”.

Algunos minutos antes, al dar la bienvenida, Molea consideró “muy importante” la realización de este encuentro en la Universidad y subrayó que la organización de estas acciones articuladas entre los ministerios y la Universidad “es un claro mensaje para que entre todos generemos políticas públicas que mejoren las condiciones de vida de la gente”.

Luego, Mayer aseveró que en la actualidad “el rol de los innovadores sociales es más importante que nunca” en todo el mundo, y aseguró: “Necesitamos generar nuevos empleos, por eso debemos apoyar a los emprendedores y los proyectos que buscan generar valor para los demás, en una ONG, una empresa o en el sector público”.

Además, el funcionario explicó que ante la problemática del desempleo que se vive a nivel global es necesario formar estudiantes que egresen “no sólo con la capacidad de conseguir empleos, sino de generarlos”. En ese sentido, afirmó: “Se puede aprender a emprender. Es un proceso largo que tenemos que llevar adelante en las universidades y las escuelas”.

En la misma línea, Campero opinó que “hoy tenemos el enorme desafío de igualar oportunidades, desarrollando herramientas para poder emprender e innovar”, y señaló que “el origen de la innovación está en la hibridación entre el conocimiento y la experiencia de diversas organizaciones que permite la posibilidad de crear valor compartido”.

La Jornada

Tras las exposiciones iniciales, se pusieron en marcha los espacios dedicados a compartir experiencias inspiradoras de emprendedorismo e innovación social. El director nacional de Desarrollo Universitario, Pablo Domenichini, y su par de Innovación Social, Ignacio Gregorini, fueron los encargados de inaugurar la segunda instancia de la Jornada. En ella, se presentaron tres casos exitosos que sirvieron como punto de partida para el debate.

El Ingeniero Gustavo Menéndez, secretario de Extensión de la Universidad Nacional del Litoral, contó el desarrollo del proyecto de Planta de Alimentos de la UNL, un emprendimiento que produce alimentos en base a arroz, lentejas y fideos, que aportan las 400 kilocalorías recomendadas para un niño en edad escolar y cuyas porciones son de fácil cocción y bajo costo.

A continuación, Ezequiel Gatti, emprendedor de impacto oriundo de Mendoza, relató cómo fue el caso de Xinca. La empresa, de la que es cofundador, recicla caucho de neumáticos usados para producir suelas de zapatillas.

Por último, Rodolfo Pastore, director del programa Construyendo Redes de Emprendores en Economía Social, expuso sobre ocho líneas de investigación vinculadas a la innovación social que están desarrollando en la Universidad Nacional de Quilmes.

Por la tarde, se abrió un ámbito de debate en mesas de trabajo organizadas bajo los siguientes temas: El rol de la universidad en el desarrollo del emprendedorismo; Ronda de negocios entre emprendedores y empresarios, y La experiencia universitaria en el territorio.

La Jornada de Innovación Social tiene como objetivo generar instancias de reflexión, inspiración e implementaciones de iniciativas de innovación social, con el foco en la resolución de problemáticas sociales existentes y reales. Esta iniciativa, planteada a partir del potencial que tiene la alianza del Estado con las universidades nacionales, dio su primer paso en la UNLZ y sus organizadores aspiran a extenderla al resto de las casas de estudios del país.