Último Consejo Superior del año: Molea realizó un balance y anunció obras

En el último Consejo Superior de 2016, el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Diego Molea, realizó un balance del año y anunció importantes obras edilicias que incluyen la remodelación de la Biblioteca, la creación de un Auditorio Central y la construcción de un Microestadio en el Campus de la UNLZ.

Sobre el comienzo de la sesión, que también estuvo presidida por la secretaria General de la Universidad, María Victoria Lorences, Molea pidió un minuto de silencio en honor al reciente fallecimiento de Néstor Campanella. “Fue uno de los pilares en el desarrollo de esta Universidad”, afirmó.

“Le debemos mucho porque ha sido una guía para todos nosotros”, sostuvo sobre quien durante más de 30 años fue director de Economía y Finanzas de la UNLZ. Y adelantó: “Estuvimos dialogando con los decanos y decidimos rendirle homenaje poniéndole su nombre al nuevo Auditorio de nuestra Universidad, un lugar que será un espacio de encuentro para todos”.

Luego del tratamiento de los temas consignados en el Orden del Día, el Rector volvió a tomar la palabra y aseguró que el 2016 “fue un año difícil y atípico”. “Les agradezco a los decanos y a través de ellos a cada uno de los miembros de la distintas facultades por acompañarnos en un año realmente complejo”, añadió.

En esta línea, Molea recorrió los primeros meses que “fueron complicados en lo económico para todo el sistema educativo y para la sociedad en general”, y expresó que ya en la segunda mitad “con austeridad y trabajando seriamente todos juntos pudimos salir adelante y estabilizarnos”.

Entre las obras que se anunciaron para el 2017, además del Auditorio Central “Néstor Campanella” se destacan la refacción y modernización del sistema de calefacción de las facultades y la primera etapa de construcción del Microestadio de la UNLZ.

En otro pasaje, Molea tuvo palabras de agradecimiento para los Secretarios Generales y los gremios del personal No Docente y Docente. “Valoramos mucho a los gremios de esta casa de estudios que tienen la camiseta puesta y defienden fervientemente tanto a sus afiliados como a la UNLZ”, manifestó.

“Vamos a seguir trabajando por la unidad de esta Universidad, porque creemos en la diversidad y porque estamos convencidos de que de esa pluralidad podemos construir un proyecto educativo inclusivo”, enfatizó el rector. Y concluyó: “Camino al cincuentenario, podemos decir que seguimos creciendo con un proyecto serio, consolidado, y que ese crecimiento, pese a quien le pese, es gracias al trabajo de todos”.

Tras la finalización de la reunión del Consejo Superior, se realizó un almuerzo y brindis en la sala principal de la Biblioteca Central con la participación de autoridades, docentes, no docentes, investigadores y estudiantes de toda la comunidad educativa de la UNLZ.