Una herramienta para la libertad

La Universidad Nacional de Lomas de Zamora presentó el proyecto de extensión universitaria “Cursos de oficios en cárceles lomenses” junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Julio Alak. En esta iniciativa participan el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, el Patronato de Liberados, la municipalidad de Lomas de Zamora y la Universidad.

Alak agradeció a la UNLZ que “siempre tuvo compromiso con las unidades penitenciarias”. “El modelo ideal de trabajo es que colaboren los jueces, el Ministerio, el Patronato de Liberados, la Municipalidad y la Universidad, esto es lo que queremos para toda la Provincia”, aseguró.

En ese sentido remarcó que “Los muchachos con esta iniciativa se forman en oficios que la sociedad reclama, de los que hay demanda” y agregó: “Además, se llevan un certificado universitario”.

“Las instituciones involucradas buscan dar una respuesta integral al tema de la reinserción laboral de las personas que se encuentran privadas de libertad”, explicó Pablo Vellani, Secretario de Extensión de la UNLZ, y resaltó: “Los internos nos recibieron con mucho entusiasmo, enseguida agotaron los cupos disponibles”.

La predisposición de los alumnos también es destacada por los docentes que imparten las capacitaciones. “Ello ven próxima su salida en libertad y estos cursos significan una herramienta para poder comenzar a trabajar”, sostuvo Vellani.

Los cursos que está brindando la UNLZ son Construcción en seco, electricidad, reparación de aires acondicionados y atención al cliente para empresas y comercios. Próximamente se incluirá una capacitación más extensa en programación, un rubro de alta demanda en este último tiempo. En esta primera etapa se está trabajando en las unidades penales 40 y 58, ubicadas muy cerca del campus universitario, con un total de 90 cursantes.

Este proyecto colaborativo conjuga la tarea del  Ministerio de Justicia, que posibilitó la logística y los acuerdos con el Servicio Penitenciario y se encarga del financiamiento para compra de materiales, el Municipio, que a través de su bolsa de trabajo conecta a empleadores y personas que están en la búsqueda, y el Patronato de Liberados, la entidad encargada de hacer el seguimiento de las personas que salen en libertad.

Para el dictado de las clases y las prácticas, se compraron herramientas e insumos. De esta forma, además de poner manos a la obra con lo aprendido a modo de simulación, los internos también realizan pequeños arreglos y mejoras en los penales.

Además, otro de los objetivos de este proyecto es generar pertenencia, “que se sientan identificados con la universidad”, indicó Vellani. “El mensaje es que las puertas de la universidad están abiertas, que se caiga la barrera simbólica para que puedan continuar estudiando en nuestra casa”, concluyó.

Alak visitó la unidad penitenciaria 58 de Lomas de Zamora, y en ese marco también se presentó el libro “Privados de Libertad pero no de nuestras palabras”, resultado del trabajo realizado desde el programa Pabellones Literarios para la libertad, dependiente del Servicio Penitenciario provincial.

Durante la actividad participaron también el Subsecretario de  Inclusión penitenciaria, Diego Rao; la asesora y coordinadora del programa Pabellones Literarios, Julia Lezcano; la Directora Municipal de Reinserción Sociales de Lomas de Zamora, Viviana Guido; el Juez del Tribunal N° 7 de Lomas de Zamora, Roberto Conti; el Subsecretario de Extensión de la UNLZ, Nazareno Carissimo, y el director de Cultura de la Universidad, Gabriel Agri.

Escribí y presioná enter

Shopping Cart